Omán | El país del incienso

Un país de desiertos, playas y montañas que hasta hace 20 años se encontraba anclado en la Edad Media. Ahora tenemos oportunidad de conocer una cultura particular y diferente, que mantiene aún sus viejas tradiciones. Su historia estuvo marcada por ser el principal productor y exportador de incienso, una de las resinas doradas más veneradas del mundo antiguo. En la actualidad si algo distingue a sus habitantes, muchos descendientes de tribus beduinas, es su capacidad para incorporar los adelantes de Occidente sin renunciar a sus más antiguas costumbres. Por eso no es extraño ver como en su vida cotidiana se entremezclan el Corán con los teléfonos móviles y los camellos con vehículos 4 x 4.

Texto de Lola Delgado.